Genética y mejoramiento en las palomas mensajeras

“Genética y mejoramiento en las palomas mensajeras”

Autor: Lic. Yoel Machado Muro   Calabazar de Sagua, Villa Clara.

Correo Electrónico: yoel.machado@nauta.cu

A pesar de que es la Genética un tema complejo como para ser comprendido por cualquier persona, realmente en Colombofilia y Colombicultura se ha escrito bastante al respecto. Muchos publicistas han abordado los fenómenos de la reproducción en las palomas mensajeras, desde posiciones más o menos prácticas, que han contribuido a enriquecer la cultura de los amantes del deporte alado y como resultado al mejoramiento de las palomas mensajeras.

Desde la práctica misma del deporte muchos aficionados se preocuparon desde los inicios a perfeccionar las características de las palomas para que pudieran regresar a casa en el espacio de tiempo más breve. Con este fin se realizaron diferentes cruzamientos entre razas que bajo el liderazgo de los colombófilos belgas fueron conformando a la paloma mensajera que hoy conocemos.

Algunos autores han dedicado esfuerzos a esclarecer los temas de la Genética y la reproducción, como son Stiven Van Breemen de Holanda con su majestuosa obra “El arte de reproducir”, quien además cita en sus artículos al genetista y profesor Alfons Anker, toda una institución en estos asuntos. También el padre de la Colombofilia cubana, el maestro de todos, el Dr. Victor M Pérez Lerena en su libro “Contribución al estudio del apareamiento en triángulo como medio de cultivo consanguíneo en la paloma mensajera” es consulta obligada cuando de esto se trata.

Por su parte el también cubano y no menos reconocido Ing. Herlán Varona Socías ha aportado interesantes ideas acerca de como formar una familia de palomas. Con un estilo muy ameno para el colombófilo apasionado y con una generosidad increíble, pareciera ser la reencarnación del maestro, así como los trabajos del cubano Octavio Nicolas de los Santos Trueba.

No se puede dejar de mencionar al menorquín Juan José Jusué, que por medio de la Internet ha publicado interesantes artículos referidos a temas de Genética aplicados a las palomas, así como Alfredo Moreno Valerón de Las Palmas de Gran Canaria, que ha escrito muy acertadamente sobre el tema. Son muchos más alrededor del mundo y en Cuba.

Desde mi visión de profesor de Genética por más de 16 años y de colombófilo de 30 años en el deporte, considero que hay mucha tela por donde cortar aún. El viejo dilema del “cross breeding” (cruzamiento) o “In breeding” (consanguinidad) no se ha resuelto. Para ambos casos existen aún adeptos y detractores.

Basta hojear algunas revistas o ver algún que otro vídeo para percatarnos de cuanto desconocimiento existe sobre estos temas. Todavía se sigue pagando mucho dinero a ciegas por esta o aquella paloma que ganó un concurso, o por el hijo directo de cierto crack. Todavía existe mucha ingenuidad entre las filas colombófilas, es por ello que me decidí a exponer algunos de mis puntos de vista en cuanto al tema en cuestión.

Hace ya algunos años que se publicó en artículo escrito por este servidor, cuyo título es “Consanguinidad y Genética, su aplicación práctica en la paloma mensajera”. Este fue escrito por encargo de un colombófilo y naturalista español, el señor Josep Lainez para ser publicado en su página web, en donde tuvo realmente mucho éxito. Luego recorrió el mundo por medio de www.forocolombofiliaargentina, desde donde recibimos más de mil reportes de lectura, incluyendo lugares tan lejanos como  Portugal y Australia. Aún sentimos satisfacción cuando algunos autores hacen referencias al mismo o citan algún que otro párrafo en la Internet,  lo que me genera siempre un cierto temor, lógico cuando lo que se escribe está al alcance de muchos para analizarlo críticamente, sabiendo además que existen muchas personas con dominio del tema y experiencia.

Desde este primer trabajo a la fecha ha pasado más de una década y el mundo no se ha parado, así que creí prudente retomar el tema desde otras miradas y de paso subsanar nuestra inconformidad  de que no haya estado al alcance de los colombófilos cubanos.

Con este artículo no pretendo ganar popularidad, ni nada parecido. De la conversación   con mis compañeros de afición, de las preguntas que a menudo me formulan desde diferentes lugares, de las ideas que surgen en los debates, en los foros, surge en mi la necesidad de escribir. En ocasiones me preguntan sobre el tema y yo respondo, pero luego me doy cuenta que esa respuesta aislada lo que produce es mayor confusión. A partir de todo este conjunto de razones me dije, hay muchas dudas y yo creo que puedo aclarar algunas. Es posible que muchos no estén de acuerdo con algún que otro tema abordado aquí, y es lógico nunca podré ser dueño de la verdad absoluta, cada cual es dueño de la suya propia y del más humilde se aprende siempre algo. Si  alguna de las ideas plasmadas aquí ayudan a alguien, o por el contrario crean discrepancias; daré por cumplido el objetivo trazado.  La  solución de la contradicción es la fuerza motriz del desarrollo y de seguro surgirán ideas mejores.

Antes de entrar en materia sería muy prudente esbozar algunos de los conceptos que deben ser comprendidos, nunca usando definiciones textuales ni nada parecido, solo la esencia que se necesita.

Muchos mencionan la Genética en sus trabajos y comentarios, de manera general todos incursionamos científica o empíricamente en ella, pero ¿qué es la Genética? Es la ciencia que estudia los fenómenos de la herencia y la variación en los seres vivos.

Surgen dos nuevos temas, pero es sencillo de explicar que la herencia es la transmisión de las características de padres a hijos y la variación es el conjunto de cambios que se producen en las características de una generación a la otra.

Las primeras formas de herencia descubiertas por el hombre fueron enunciadas por Juan Gregor Mendel y se les conoce como herencias mendelianas. Este monje austriaco descubrió los fenómenos de la dominancia completa y  dominancia intermedia.

Posteriormente con el aporte de muchos científicos han sido descritas muchas otras formas de herencia como son: la superdominancia, codominancia, alelismo, complementación, polimería, epistasis, entre otras.

Todos estos fenómenos están presentes en la reproducción de las palomas, así cada característica se hereda de acuerdo a alguna de estas formas.

Las variaciones pueden ser de dos tipos: Continuas o discontinuas. Las primeras son  cambios que tienen un origen externo al organismo, o sea que procede del ambiente que rodea al mismo como es la nutrición, clima, enfermedades con sus efectos y secuelas, etc. Estas no son heredables, pero siempre están presentes. Las variaciones discontinuas son cambios heredables que se producen por causa de la recombinación genética o por las mutaciones. En el primer caso son cambios pequeños que ocurren  por la combinación de las características de ambos progenitores que dan lugar a caracteres nuevos en los descendientes, que no se aprecian en los padres y las mutaciones son cambios bruscos y repentinos que se producen en individuos aislados de una población. La variación en sentido general garantiza la capacidad adaptativa de las especies.

En resumen podemos decir que tanto la herencia, como la variación constituyen la garantía para la supervivencia de las especies, razas y líneas, sin la primera no sería posible mantener las buenas características que nos interesa conservar, mientras que la variación nos da la oportunidad de que se obtengan nuevas adaptaciones a los cambios del ambiente y el desarrollo del deporte.

Otros conceptos muy utilizados son: genotipo (G) y fenotipo (F). Para simplificar muchos los describen al genotipo como lo interno y al fenotipo lo externo, pero no es exactamente así. El genotipo es la constitución genética del individuo y el fenotipo es el resultado de las interacciones que se producen entre los elementos que conforman esa constitución, modificada por el ambiente (A). Una fórmula simple sería:

F= G + A.

Parece sencillo, pero no lo es. En síntesis pudiéramos entender que en  nuestra paloma, la que tomamos en manos, lo que vemos (apariencia, color, forma, talla, rendimiento deportivo, talento para cierta distancia, temperamento, etc, etc, etc….) es el resultado de su constitución genética que ha sido modificada por el ambiente, es el fenotipo.

Es preciso dejar claro que la paloma Columba libia o paloma doméstica es una especie integrada por un elevado número de razas, que incluso fueron  utilizadas por Charles Darwin para postular algunas de sus teorías; debido a la gran diversidad existente.

Hemos abordado dos conceptos que es necesario aclarar. Una especie es un conjunto de individuos que tienen muchas características comunes e igual número de cromosomas, ejemplo paloma bravía, paloma rabiche, etc. La raza es un grupo más reducido de individuos de la misma especie que tienen características comunes, ejemplo, buchón gaditano, paloma colipava y  todo un gran grupo de razas que tienen usos muy diversos y diferencias muy marcadas.

Antes de hablar de cualquier otro asunto, lo primero es tratar de comprender lo que es una paloma mensajera. Una paloma mensajera es una fina mezcla de características que le permiten encontrar el camino a casa y hacerlo en el menor tiempo posible. En ese empeño deberá sortear muchos obstáculos y sobrepasar hasta los límites de su propio cuerpo. Es en esencia un animal capaz de luchar por llegar a casa a pesar de condiciones meteorológicas extremas y a pesar del hambre, la sed o el cansancio. Es un ser extraordinario.

Esta mezcla de características, como ha planteado el ya mencionado autor Stiven Van Breemen, podemos descomponerla imaginariamente en dos grandes grupos, por un lado (grupo A) encontraríamos la inteligencia, el mordiente, el talento para cierta distancia, velocidad y por el otro encontramos la capacidad para entrar en forma, la calidad muscular, vitalidad, resistencia, inmunidad, etc (grupo B).

Las características del grupo A son las que la hacen una mensajera, las del B le permiten ser un atleta de alto rendimiento. No existen palomas campeonas que no tengan bastante de ambos grupos.

 

En la práctica se pueden encontrar diferentes casos:

1 gen= 1 característica.

1 gen= varias características.

Varios genes= 1 característica

A las diferentes maneras de manifestarse cada gen se le denomina alelo, por ejemplo supongamos que el gen A es el responsable del color de los ojos de las palomas, como existen diferentes colores en los ojos de las palomas se supone que existen diferentes alelos para ese gen. En este caso A sería el alejo que determina los ojos ámbar, y a los ojos perla

Allí en el núcleo de cada célula, A se encuentra en determinado cromosoma y a en el otro cromosoma del par, uno procede de un progenitor y el otro del otro. Existen individuos que heredan de sus padres alelos iguales de ese gen (AA) o (aa) e individuos que heredan alelos diferentes (Aa) Los genes representados con letras mayúsculas son los alelos dominantes y los recesivos se representan con letras minúsculas.

Los individuos que tienen alelos iguales de determinado gen se les denomina homocigóticos para esa característica y todos sus descendientes lo heredarán. Los individuos con alelos diferentes se les denominan heterocigóticos para esa característica.

A continuación retomamos algunos de los fenómenos de la herencia para ejemplificar.

Dominancia completa

Los alelos dominantes pueden ejercer una acción total sobre los recesivos de manera que no permiten que estos últimos se expresen, así por ejemplo una paloma puede tener los ojos rojos teniendo la combinación Aa, porque A es un dominante completo sobre a. En este ejemplo  se aprecia que una paloma solo tiene los ojos perla si presenta la combinación homocigótica recesiva o sea (aa), sin embargo las palomas de ojos ámbar pueden tener las combinaciones (Aa) y ser heterocigóticas o (AA) y ser homocigóticas dominantes. Aclaro en este ejemplo solo he tenido en cuenta el color a grandes rasgos, las diferentes tonalidades de perla desde el blanco hasta el rosa intenso y del ámbar desde el amarillo hasta el rojo no se heredan de esta manera.

Dominancia intermedia

Existen también alelos que aún siendo dominantes no logran ejercer su acción completa sobre el otro y se les denomina dominantes intermedios, po ejemplo supongamos que L es el alelo que determina las patas largas y que su alelo l, determina patas cortas, en combinación heterocigótica los individuos Ll tendrán las patas de tamaño medio puesto que el resultado de la interacción de ambos alelos es el promedio entre ambos.

Hasta aquí hemos situado  ejemplos en los que solo aparecen dos alelos, pero existen características donde existen muchos más como resultado del alelismo, por ejemplo en el color del plumaje, se supone por la gran variedad, que existen más de dos alelos, en este caso generalmente no se usan  las mayúsculas o minúsculas sino  A1, A2, A3….. para designar a cada tipo diferente

El fenómeno de la codominancia se refiere a características que están relacionadas con pigmentos, pudiendo aparecer varios en un mismo organismo. Un ejemplo muy común lo encontramos en las palomas rojas o ballas que descienden de palomas de color negro. Estas muestran  pequeñas vetas negras más o menos extensas. Estas palomas con frecuencia pueden llegar a producir descendientes completamente negros. Estas palomas tienen en su genotipo los genes relacionados con ambos pigmentos.

.En el caso de la polimería, algunas características pueden ser el resultado de la acción de 4 alelos como es el caso de los caracteres aditivos de los cuales hablaremos más adelante. Por ejemplo supongamos que el gen (s) determina la rapidez de las palomas y su alelo dominante (S) conduce a la lentitud, podríamos encontrar varios tipos de palomas:

1-SSSS: lentas, nunca premia.

2- SSSs: bastante lentas, nunca premian

  1. SSss: Medianamente rápida: Premia de vez en cuando.

4- Ssss: Rápida: Premia con frecuencia.

5- ssss: Un crack. (solo analizando velocidad,  habría que contar con todo el resto de cualidades) Por esto es que hay tan pocos cracks.

Al observar a una paloma no sabemos por tanto si lo que vemos a simple vista (fenotipo), coincide con su genotipo (Constitución genética) porque los alelos recesivos que esta posea no se podrán manifestar como son en presencia del alelo dominante. Utilizando el mismo ejemplo una paloma de ojos rojos puede ser homocigótica dominante (AA) y transmitirle ese alelo todos sus hijos o puede ser heterocigótica (Aa) y transmitir (A) a la mitad de su progenie y (a) a la otra mitad. Observe los resultados de sus emparejamientos y encontrará que cruzando ojo perla con ojo perla solo salen palomas con ojo perla, pero que algunas parejas en que ambos miembros tienen ojos ámbar producen hijos con ajos perla. En  la siguiente tabla trataré de explicar cómo pasa esto:

Los progenitores a cruzar serían Aa   x   Aa, ambos de ojos ámbar, la hembra producirá el 50% de sus huevos con el alelo A y el otro con a y el macho producirá los espermatozoides en idéntica proporción, al ocurrir la fecundación siempre al azar; los resultados serían : 50% de ojo ámbar hererocigóticos (Aa), 25% de ojo ámbar homocigóticos (AA) y 25% de ojo perla (aa).

Por encima hemos situado a un progenitor y a la izquierda al otro. En las 4

casillas del centro aparecen los resultados.

A a
A AA Aa
a Aa aa

 

Hasta aquí nos vamos dando cuenta lo difícil que es de entender el tema genético, sin embargo apenas vamos dando un breve asomo.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que el fenotipo de cada ejemplar es el resultado de la interacción de sus genes modificada por el ambiente. En genética como ya hemos dicho, el ambiente es todo lo externo que rodea a cada individuo desde que es concebido hasta su muerte e incluye las variables del clima como es la temperatura, la alimentación, enfermedades y sus efectos, etc, etc.

Por ejemplo un pichón que trae en sus genes la información para ser una paloma de tamaño mediano y no es bien alimentado en su primer mes, quizás sea de por vida una paloma pequeña.

Otro tipo de herencia que por no haberla mencionado, no es menos importante, es la herencia asociada a los cromosomas sexuales. Muchos creen erróneamente que el macho es quien más transmite las buenas cualidades o viceversa. Cada paloma tiene 80 cromosomas, 40 provienen del padre y 40 de la madre. Los cromosomas sexuales están situados en un único par. Al contrario de los mamíferos los machos poseen 2 cromosomas X (XX) y las hembras son (XY). Por tanto la hembra es quien determina el sexo, aportando su cromosoma X a la mitad de sus huevos y el Y a la otra. Se conoce que el cromosoma Y no posee prácticamente información genética de relevancia. No creo que un solo cromosoma X tenga un efecto significativo con respecto a los otros 79, ¿no le parece?

Se puede apreciar lo complejo que resulta entender el tema genético para el colombófilo común, no obstante en lo que sigue consideramos que pueden encontrarse cuestiones un tanto más prácticas que pueden ser valoradas y aplicadas creativamente por aquellos que lo consideren.

 

 

 

Métodos de mejora genética en palomas mensajeras

En la mejora genética de todas las especies animales existen diferentes métodos, de lo que no escapa la paloma mensajera. Los principales esquemas de mejora se organizan a partir de los métodos de selección, los métodos de cruzamiento y la consanguinidad.

Algunas de las características de una paloma de carreras con independencia del grupo en que las hemos situado en este artículo, reaccionan bien cuando hacemos consanguinidad y otras mejoran con el cruzamiento o la selección. Es este el punto clave del problema. ¿Puede la consanguinidad por sí sola mejorar la calidad de nuestra colonia?¿Pueden la selección o el cruzamiento ser la solución infalible?¿cómo reunir en un solo ejemplar todas las buenas cualidades?

La selección como método de mejora en las palomas

¿Qué es la selección?

Consiste en escoger los mejores ejemplares para el objetivo que se persigue, en nuestro caso los concursos o para utilizarlos como padres de la nueva generación. En este artículo nos centraremos esencialmente en la elección de los reproductores.

Sin temor al error podemos decir que la cesta es el seleccionador más eficiente, pero todavía quedan muchas cosas que se pueden hacer.

Existen tres formas esenciales de hacer selección en el palomar, la primera es a partir del pedigree, o sea seleccionar como reproductores a los ejemplares teniendo en cuenta la información que nos brindan sus ancestros (padres, hermanos, abuelos, tios, etc), lo que es válido tanto si se usarán en el cruzamiento o en consanguinidad.

Otra alternativa lo constituye la información del comportamiento deportivo del propio animal, así como sus cualidades físicas. Es una opción muy utilizada en todo el mundo y es debido a la que se gastan grandes fortunas comprando aquellas palomas que se han destacado en los concursos o en algún colombódromo, pero la realidad es que las mejores características de esas palomas tienen una heredabilidad muy baja y responden muy poco a esta variante de selección. No resulta así para los caracteres físicos en los que si es muy recomendable esta selección, por tanto procure siempre que el ejemplar seleccionado para reproducir posea un plumaje suave, alas flexibles, salud natural, una buena musculatura y estructura ósea  y toda buena cualidad que se acerque a sus intereses.

La tercera forma de selección constituye la más certera de todas y se basa en el comportamiento deportivo de los descendientes del animal, o como se le conoce en genética: prueba de progenie. Si necesita escoger los reproductores que engendrarán a sus futuros campeones, el camino más firme es utilizar a aquellos ejemplares que ya tengan algunos hijos con destaque en los concursos.

Mi consejo es que utilice un esquema en el que siga los tres pasos: aquellos ejemplares que tienen un gran pedigree, esplendidas cualidades físicas y si se comportan bien en los concursos ,mejor, pruébelos como reproductores a edades tempranas, así podrá descubrir su comportamiento reproductivo y aprovecharlo por un período de tiempo más prolongado.

 

La consanguinidad en colombofilia.

¿Qué es la consanguinidad?

La consanguinidad es el apareamiento entre individuos que tienen un grado más o menos próximo de parentesco, o sea que tienen ancestros comunes. Si el  parentesco es muy próximo como el de ser hermanos,    padres o hijos se considera consanguinidad cerrada., de lo contrario sería consanguinidad colateral.

No puedo dejar de decir que la misma no constituye un método de mejoramiento genético para ninguna especie, sólo se utiliza para mantener algunas características que con el uso de otros métodos tienden a mezclarse y perderse.

Pero ¿cuáles son las características que mejoran con la consanguinidad?

Mejoran por consanguinidad la inteligencia, la velocidad, el talento para cierta distancia, y la madurez rápida y muchas de ellas se heredan en forma de polimería pudiendo adicionarse muchos de los genes que se necesitan. El método de endocría como también se le conoce ha sido muy utilizado en colombofilia, pero puede conducir a un desastre total si no se realiza adecuadamente y se combina con otros métodos.

 

Primeramente es urgente establecer los elementos que diferencian a una paloma consanguínea de una que no lo es. La paloma no consanguínea es generalmente más vigorosa, resistente, llena de vitalidad como resultado de una constitución genética muy heterogénea, mientras que la paloma consanguínea es mucho menos vital, más débil, le cuesta entrar en forma y mantenerla y es menos vigorosa. Entonces es muy importante que sepa que nunca podrá tener palomas idénticas a su crack más preciado, aunque este aparezca 20 veces en su pedegree. El efecto real de la consanguinidad es de hacer iguales a todos los pares de genes,  pudiendo hacerlo para los genes buenos y también para los malos como aparece en el ejemplo de polimería descrito con anterioridad.

Los grandes riesgos de la consanguinidad como consecuencia de la homocigosis a la que ella conduce son:

1- La Depresión consanguínea que no es más que el deterioro de todos los caracteres cuantitativos, tales como talla, peso, y una pérdida generalizada del vigor (resistencia, inmunidad, vitalidad, capacidad para entrar en forma etc)

2- La aparición de enfermedades genéticas que casi siempre son causadas por genes letales que tienen my baja frecuencia. Cuando se aparean animales emparentados entre sí, es muy probable que esa frecuencia aumente al existir ancestros comunes.

3-. Aparición de atavismos, que no es un simple salto hacia atrás como refieren algunos autores, sino saltos mucho más grandes que traen consigo la aparición de características propias de ancestros remotos   pertenecientes al tipo salvaje o de otras razas. En el caso de las palomas mensajeras he podido observar el nacimiento de pichones con el buche desprovisto de plumas en la parte delantera y alrededor el plumaje erizado, característica posiblemente heredada del mensajero persa y también he visto palomas con una especie de cresta de plumas en la parte trasera de la cabeza (peineta o moño)

4- Afectación de la capacidad adaptativa de los individuos al limitarse las bondades de la variación que les permita adaptarse a los cambios en el ambiente y en las maneras de competir. Algo muy peligroso ahora que el cambio climático es una realidad.

A pesar de todo ello, muchos de los autores consultados por mí coinciden en que las palomas consanguíneas  transmiten mejor sus buenas cualidades que las palomas que no lo son, aún siendo grandes cracks. En mi caso particular la mayoría de mis mejores reproductoras han sido palomas consanguíneas. Por tanto la mejor solución, a mi modo de ver,  es obtener reproductores consanguíneos y cruzarlos con otras palomas para obtener nuestras voladoras.

Es innegable que se puede lograr calidad en un palomar sin hacer uso de la consanguinidad, pero para ello es necesario contar con un elevado número de reproductoras  y renovarlas continuamente o introducir incesantemente nuevas palomas e irlas probando como reproductoras, es un camino largo y lleno de incertidumbre.

A continuación expongo un grupo de recomendaciones prácticas para  una consanguinidad exitosa:

¿Cómo lograr una consanguinidad exitosa?

1- Recomiendo utilizar la consanguinidad cerrada solo para obtener reproductores.

Para nadie es un  secreto que abundan mucho las buenas reproductoras consanguíneas, eso se debe al efecto aditivo, si logramos acertar bien, la paloma consanguínea tiene más réplicas para transmitir a sus hijos que otra paloma cualquiera, pero la consanguinidad de seguro la hizo menos resistente, menos tenaz, le cuesta entrar en forma y muchos otros defectos que le impiden tener un verdadero rendimiento deportivo. Estas palomas altamente consanguíneas con frecuencia producen grandes viajeras si son cruzadas con aves no emparentadas a ellas.

2- Tratar de utilizar siempre palomas jóvenes.

Con frecuencia el aficionado se decide a realizar consanguinidad con un ejemplar determinado después que ya ha pasado su etapa de mayor vigor, llevándolo muchas veces al fracaso, por tanto recomiendo no utilizar el ejemplar directamente, esto puede hacerse con facilidad si tenemos hijos suyos de parejas diferentes. En este caso sería un apareamiento entre medios hermanos, o sea en triángulo. El ejemplar del que queremos conservar características es un antecesor común de ambos miembros de la pareja, así que sus hijos llevaran bastantes réplicas de sus buenas cualidades, sin tener que utilizar un ave envejecida .

3- La consanguinidad afecta mucho más a las hembras que a los machos, por lo que no recomiendo utilizar en reproducción a hembras con grados altos de consanguinidad. Recordemos que es ella quien pone el huevo.

4- No realice consanguinidad doblen ni triple.

Con frecuencia nos encontramos que en el palomar existen varias líneas o familias de palomas que son compatibles entre ellas. Lo mejor es mantenerlas independientes unas de las otras. Si aparea para hacer consanguinidad a un macho y una hembra que tienen parentesco por ambas ramas, ya estamos cerrándonos el juego, porque los descendientes serían ya consanguíneos de la línea A y de la B, aparearlos a ejemplares de cualquiera de las dos sería profundizar más la consanguinidad. Recomiendo que la consanguinidad se realice simple, o sea que macho y hembra tengan en común a ancestros de una misma familia, de una sola y hacer así para cada una de las líneas. Luego como reproductores los descendientes se cruzarían A x B y se rompe la consanguinidad. Ya los hijos no son consanguíneos. Así se formaron “razas” tan célebres como los Janssens de Arendonk.

5- La consanguinidad debe partir de palomas que valgan la pena por su pedegree, resultados o prueba de progenie. Usted puede aparear a una paloma del parque con su padre y no conseguirá nada. Como diría el gran maestro Alfons Anker la consanguinidad es como la música “… mientras mejor es el músico, mejor es la música”

6- Selección, selección y selección.

Para hacer consanguinidad debemos seleccionar a ejemplares que sean lo más saludables posibles,  sin defectos físicos y lo más importante es que ese ejemplar haya demostrado la mejor calidad posible como viajero, como reproductor o ambas. Luego hay que seguir seleccionando porque no todos los consanguíneos nos van a servir. Elimine a todo consanguíneo que sea demasiado débil y con defectos graves. Pero cuidado, no podemos exigirles lo mismo que a una paloma normal, la consanguinidad afecta a estas cualidades.

Nota: Con frecuencia las palomas consanguíneas que tiene mayor valor en la reproducción se extravían fácilmente si las dejamos salir fuera, está fijado en su ADN como un chip, es algo frecuente en los animales que viven en colonia, los individuos consanguíneos con una carga elevada de genes migran, abandonan su colonia para poder cruzarse con animales que no sean sus parientes. Es un misterioso mecanismo de las especies para mantener su vitalidad.

7- Algunos de los apareamientos consanguíneos que mejores resultados producen son:

-Entre medios hermanos.

-Tío con sobrina o tía con  sobrino.

-Entre hermanos completos.

-Madre con hijo o padre con hija.

-Abuelo con nieta o abuela con nieto.

Nota: Haciendo un esquema más complejo pueden combinarse varios tipos de apareamiento, por ejemplo: apareamos a dos medios hermanos, ambos tienen madres distintas pero descienden de un mismo padre, el que debe ser excepcional. Si apareamos a las hembras resultantes con el abuelo ya mencionado, de seguro estaremos dando la estocada final. Sin dudas las palomas que nazcan de esta unión tendrán adicionadas muchas de las buenas características de este ejemplar extra.

El cruzamiento como método de mejora en las palomas.

¿Qué es el cruzamiento?

El cruzamiento es el apareamiento entre individuos no emparentados entre sí. Si el mismo se realiza entre individuos de especies diferentes se le denomina cruzamiento interespecífico como es el caso del asno y la yegua para obtener al mulo y cuando se realiza entre individuos de la misma especie se le denomina cruzamiento intraespecífico.

Como ya hemos explicado el resultado del cruzamiento se llama híbrido, interespecífico o inrtaespecífico según el caso. En el caso de la paloma de carreras es un híbrido intraespecífico.

En el caso de las especies de interés económico se usan diferentes variantes de cruzamiento entre razas que evidentemente no se ajustan a nuestra paloma, por lo que no voy a adentrarme en ellas para no causar confusión.

De manera general el cruzamiento se realiza para aprovechar algunas de sus ventajas, tales como:

1-Generar animales más vigorosos, resistentes, saludables( que es el resultado de la superdominancia, heterosis o vigor híbrido como también se le conoce).

2- Combinar características de ambos progenitores.(Apareando  por ejemplo ;una paloma de buen ala y musculatura regular con otra de buena musculatura)

3- Mejorar algunas características introduciendo genes de otro ejemplar que las posee. ( por ejemplo introduciendo palomas de velocidad para acentuar un poco esta cualidad en las que se poseen)

Este método permite también restaurar el vigor( resistencia, salud, vitalidad) perdido con la consanguinidad, a lo que muchos llaman “refrescar la sangre” y muy importante, generar la capacidad para entrar en forma y mantenerla por cierto tiempo.

A continuación expongo un grupo de recomendaciones prácticas para  un cruzamiento exitoso.

¿Cómo tener éxito en los cruzamientos?

1- Buena salud en los reproductores.

2- Usar siempre reproductores jóvenes.

Una paloma de 6 años sería para nosotros una mujer de 60 años, saque usted sus propias conclusiones.

3- Mucho cuidado con las hembras

Considero que lo máximo que debería poner una hembra en un año serían 6 huevos, o sea tres nidadas. A partir de la tercera puesta los pichones son  más débiles.  Nunca saldrá un campeón de huevos deformados, con cáscara áspera o muy pequeños en ese caso recomiendo retirar esta hembra de la reproducción.

4- Mucha paciencia con palomas de buen origen

Es preferible probar con varias parejas antes de descartar a un ejemplar. Quizás un ejemplar que es un campeón no nos da un buen hijo, probemos los nietos, la fruta nunca cae muy lejos del árbol.

5- .No siempre la cesta es la que manda.

Muchas veces los grandes craks no son capaces de reproducir, nunca nos dan un hijo que valga la pena y por el contrario una paloma que volando es mediocre, nos da buenos pichones. ¿Por qué pasa esto? Una vez más insisto en que la paloma campeona es una mezcla de características que le permiten un buen resultado, esas cualidades se encuentran muy bien compensadas en ese animal, lo que le falta por un lado le sobra por otro y así. Hay no obstante palomas que no son buenas porque no son saludables, les falta vitalidad y otras muchas cosas, pero tienen mucha inteligencia, mucha velocidad y la transmiten a sus hijos. Como sus defectos son características que mejoran con el cruzamiento estas pueden ser excelentes reproductoras.

6- selección, selección y selección.

 

A modo de resumen podemos decir que la consanguinidad y el cruzamiento pueden complementarse perfectamente en el palomar. La primera nos puede dotar de reproductores llenos de inteligencia, velocidad y otras muy buenas cualidades que transmiten a sus descendientes y el segundo nos garantiza que se conviertan en campeonas.

Pero ¿Cómo lograrlo en la práctica?

Algunas de las variantes podrían ser:

  • Macho altamente consanguíneo de la línea A con hembra consanguínea de la línea B.
  • Macho consanguíneo de la línea A con hembra consanguínea de la línea B.
  • Macho altamente consanguíneo de la línea A con hembra no consanguínea de la línea B.
  • Hembra consanguínea de la línea A con macho no consanguíneo de la línea B o viceversa.

Nota: Debe comprenderse que la línea A y la B no están para nada emparentadas y en cambio combinan muy bien entre ellas. Lo fundamental es mantener a cada línea existente en el palomar independiente de la otra y funciona mejor si son 4 o más líneas diferentes.

Este esquema fue el empleado por los hermanos Janssen de Arendonk, los colombófilos más afamados del mundo y les permitió brillar en su palomar y en cada palomar a donde fueron llevadas sus palomas por muchas décadas.

Antes, durante y después. Selección, selección y selección

Lo expuesto hasta aquí es fruto no sólo del estudio, sino de la práctica en mi palomar, que ha sido mi laboratorio, de los triunfos y mucho más de los fracasos. Ha sido un trabajo de años y además muy complejo. Por una parte aparecía ante mí el celo de no faltarle a la ciencia y por otra el deseo de ser comprendido

Espero les sea provechoso, sinceramente:

Lic Yoel Machado Muro.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *