La Asociación Colombófila de Cuba se encarga de:

Contribuir al desarrollo de la práctica del deporte colombófilo y la colombicultura en Cuba, fomentando la cría, el deporte y la protección de la paloma mensajera.

Organizar y participar en concursos, exposiciones y otros eventos nacionales e internacionales propios de la colombofilia.

Aportar palomas mensajeras que se consideren aptas para las necesidades de la defensa nacional así como las que solicite el Ministerio de las Comunicaciones y demás entidades.

Supervisar, controlar y regular la posesión, empleo e intercambio de palomas mensajeras en el territorio cubano, así como el intercambio deportivo internacional.

Crear condiciones para favorecer que en todos los niveles que integran la Federación sean recuperadas las palomas mensajeras extraviadas.

Controlar la importación, venta y distribución de relojes comprobadores, anillos de nido, anillos de goma, medicamentos y otros enseres para la práctica del deporte, tanto en moneda nacional como libremente convertible.

Trabajar en la confección de artículos de uso colombófilo promoviendo entre sus asociados esta actividad constructiva, controlando su distribución y venta por las filiales correspondientes.

Autorizar la incorporación de nuevas filiales de base que sean presentadas por las filiales provinciales acorde a las condiciones que existan y previo a las formalidades legales existentes.

Establecer las relaciones de colaboración con los organismos estatales, organizaciones políticas y de masas.

Confeccionar y elevar a los organismos competentes el plan de abastecimiento para el logro de sus actividades

Lograr el reconocimiento de los vínculos históricos de la paloma mensajera en el proceso de formación de la nación cubana y que esta siga significando el símbolo de la paz con dignidad, contribuyendo al fortalecimiento del estado cubano.

Lograr que, por su importancia para la defensa nacional, la paloma mensajera sea declarada un bien de utilidad pública.